jueves, 26 de diciembre de 2013

...Y FUERON FELICES


…y Blancanieves consiguió apoderarse del espejo. Se encerró con él en su dormitorio, lo apoyó sobre la cama y se tendió desnuda sobre el frío cristal.
El espejo permaneció impasible y sólo cuando Blancanieves se detuvo a contemplarse, una tímida sonrisa se le dibujó en el vaho adherido a su superficie.







... y el joven flautista, harto de la chillería y barrabasadas de los niños, envió un correo al Alcalde de Hamelin indicándole el lugar exacto de la cueva:
          ―Por favor ―suplicó al Alcalde―. Llévenselos cuanto antes.
         Un par de horas más tarde, la cueva fue asaltada por un ejército de ratas famélicas.





…y Cenicienta se cansó de los zapatos de cristal y acudió con el príncipe a comprarse unas camperas. En un extremo del mostrador vio a sus hermanastras probándose unas alpargatas de esparto y sintió nostalgia de sus días de fregona. Como hablando para sí  misma, susurró al príncipe:
            ―Qué suerte tienen algunas.





Fotos: Francesca Woodman


Miguel Núñez Ballesteros

Punto y Seguido

3 comentarios:

  1. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiamos ambos blogs con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  2. Coincido con doña Cat, me encanta el blog, lo que dice más que nada. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Acabamos de descubrir tu blog y te seguimos desde ahora. Ojalá que también te guste nuestro espacio
    ¡Un abrazo grande de parte de los tres!
    www.melodiasporescrito.com

    ResponderEliminar