sábado, 12 de julio de 2014

Seis Puntas, Mil Reyertas...



Se clavan en la tierra prometida
las puntas de la estrella de David.
Los textos justifican esta lid,
por dioses y gobiernos consentida.

Los tanques en la franja establecida
aguardan la señal del adalid,
artista tras las sombras de otro ardid
que excusa la ofensiva desmedida.

La piedras son el único utensilio
de niños en reyertas por la tierra,
del pueblo que se pudre en el exilio.

Tu estrella es sólo muerte lo que encierra.
El grito de una madre pide auxilio,
su infante es un cadáver de la guerra.

Mauricio Ciruelos
PuntoySeguido

2 comentarios:

  1. Desgarrador final para una cruel realidad.

    ResponderEliminar
  2. No hay final feliz para los que son exterminados en un genocidio.

    ResponderEliminar